martes, 22 de mayo de 2012

La cocina del diablo. El fraude de 2006 y los intelectuales



Anuncia:



¿En las elecciones de julio de 2006 se realizó un fraude contra la coalición de izquierda? Y en su caso, ¿en qué consisten las pruebas para sustentar el argumento del fraude electoral? ¿Cómo se efectuó la operación fraudulenta? ¿Cuál fue la mecánica de su puesta en práctica y qué actores intervinieron? ¿Qué papel cumplieron en la legitimación de los resultados los formadores de opinión y, en particular, un sector de los intelectuales? Estas son algunas de las preguntas cruciales que responde este libro.
            Los comicios de 2006 condujeron a una crisis política que ha marcado el curso de la vida republicana por lo que hace temas centrales como el desempeño de la economía, las tasas de desigualdad, la generación de empleos, la seguridad pública, las oportunidades de mejoramiento social y, en general, el ejercicio de los derechos fundamentales. Y el costo ha sido muy alto.
            La obra despliega un análisis minucioso de la información para evidenciar las interferencias que sufre el sistema del IFE, en particular las irregularidades en el PREP y los cómputos distritales que producen “misterios” como millones de votos y boletas faltantes y sobrantes, la transferencia de votos de un candidato a otro, etcétera. De ese modo se demuestra que el fraude se realizó en dos niveles: con acciones ilegales a ras de casillas, “a la antigüita”, pero también mediante sofisticadas maniobras cibernéticas. La explicación de conjunto ofrece al mismo tiempo sorprendentes detalles sobre cómo se hizo la operación.
            Una de las novedades de aquel proceso electoral fue el papel relevante que cumplieron los intelectuales. Por una parte, se originó un fenómeno inédito: el agrupamiento de una comunidad de científicos que elaboró complejos análisis para descifrar lo que realmente pasó. Con base en esas pesquisas se funda la visión general sobre la dinámica de la defraudación. Por otra, un sector de intelectuales intervino para suscribir el resultado oficial. Se concluye con el estudio del comportamiento y las posturas de este actor diverso.
  


  •     El fraude se realizó en dos niveles: con acciones ilegales a ras de casillas –a la “antigüita”– pero también mediante sofisticadas maniobras cibernéticas.
  •    Los problemas del IFE: las irregularidades en el PREP y los cómputos distritales que producen “misterios” como millones de votos y boletas faltantes y sobrantes, o la transferencia de votos de un candidato a otro.
  •    En diversos momentos del proceso, “maestros” del SNTE de Elba Esther Gordillo, contribuyeron a la realización de maniobras tradicionales y cibernéticas para favorecer la elección de Calderón.
  •   La polarización y posturas de los intelectuales –escépticos y creyentes–, y la validación que un sector dio al resultado oficial.

1 comentario:

María G. Barragán R. dijo...

Estoy por terminar de leer este extraordinario ensayo. Me ha parecido una presentación seria, profesional, exhaustiva y muy completa del desastre que significó la elección de 2006 para nuestro país. No puede uno menos que indignarse y entristecerse por tan escandalosos comportamientos, carentes de toda ética, de quienes, se supone, integran una institución ciudadana. Nunca he creído que el IFE lo sea (una institución ciudadana) por obvias razones, entre ellas su composición, y gracias a este libro, ahora tengo muchos y mejores argumentos, serios y objetivos, para fundamentar mi postura. Porque además, el estudio hace una contextualización inmejorable del fenómeno (el fraude en las elecciones de 2006), sin omitir el papel de los "intelectuales" (o aquellos que se dicen serlo). Un libro muy bien escrito, con una claridad y un estilo ameno e interesante en todo momento. Sin duda alguna, Héctor Díaz-Polanco hace una valiosísima contribución al conocimiento de nuestra situación político-social contemporánea